Mapa Web LOGIN


FORMACION AEMOS

SEGURSYSTEM EUROPA

Central de Compras AEMOS

Noticias de Prensa

XORNAL 21

WDIXITAL


Noticias

Buscador avanzado

ÚLTIMAS NOTICIAS

RSS

21-05-2012 - LOS USUARIOS DE INSERE 2.0 VALORAN MUY POSITIVAMENTE SU INCLUSIÓN EN ESTE PLAN DE EMPLEO CUALIFICÁNDOLA DE ENRIQUECEDORA, FORMATIVA Y DE AUTOEVALUACIÓ


LOS USUARIOS DE INSERE 2.0 VALORAN MUY POSITIVAMENTE SU INCLUSIÓN EN ESTE PLAN DE EMPLEO CUALIFICÁNDOLA DE ENRIQUECEDORA, FORMATIVA Y DE AUTOEVALUACIÓ

Myrian, Nieves, Diego, Lourdes y Alba cuentan su experiencia como integrantes de este programa llevado a cabo por la Asociación de Empresarios de Mos que ha registrado ya 26 inserciones laborales y 43 contratos firmados

Desde AEMOS señalan que el logro del objetivo principal y, consecuentemente, su éxito pasa por mantener un contacto constante con el tejido productivo, lo que garantiza la consecución de los resultados, tras la ejecución de las acciones realizadas

La Asociación de Empresarios de Mos, AEMOS, está trabajando de manera intensa en el Plan de Empleo Insere 2.0 a través del cual 102 personas, inicialmente demandantes de empleo, ponen en marcha su propio Plan Personal de Empleo, el cual contempla acciones de información, formación, asesoramiento y la realización de prácticas laborales en empresas, así como sesiones y dinámicas que les permiten afrontar la búsqueda de empleo en un momento desfavorable. El desarrollo de estos seis primeros meses del programa ha permitido alcanzar 43 contratos laborales. Todo ello gracias a la promoción constante que los técnicos realizan empresa a empresa, de acuerdo al estudio de cada participante y de los perfiles profesionales presentes en las empresas.

"El logro del objetivo principal del plan y, consecuentemente, su éxito pasa por conocer las necesidades reales de nuestro tejido empresarial, pues en eso jugamos con ventaja, al mantener una comunicación diaria con nuestros socios, canalizando sus demandas, recibiendo sus inquietudes y dando respuesta a sus necesidades", explica Francisco Domínguez, gerente de AEMOS. De esta manera "sabiendo esas necesidades en materia de recursos humanos podemos, ya no sólo presentar candidatos ajustados a los requerimientos exigidos, sino incluso diseñar acciones que permitan a las empresas evaluar el desempeño en el puesto de trabajo o corregir pequeñas carencias en lo tocante a conocimientos, destrezas o habilidades que merman la competitividad de las personas participantes del programa, a través de acciones formativas a medida, lo que incrementa las posibilidades a estas personas para que puedan ocupar esos puestos. Damos respuesta así, tanto a las personas desempleadas de Mos como a las empresas que demandan personal, pues a pesar de los tiempos que corren es de destacar la predisposición e iniciativa de muchos empresarios a apoyar este tipo de iniciativas, asumiendo incluso costes en la ejecución". En este sentido desde AEMOS aseguran que a diferencia de años atrás, cuando también se ponían en marcha programas de empleo, "ahora triplicando el esfuerzo los resultados son menores". El dato se refleja en las más de seis acciones de media por cada uno de los 102 integrantes de Insere 2.0, "hasta el momento hemos realizado casi 700 acciones, consiguiendo que en la actualidad 26 personas sigan contratadas; hace unos años para conseguir estas inserciones no eran precisas ni la mitad de recursos".

VALORACIÓN DE LOS PARTICIPANTES DE INSERE 2.0.
Insere 2.0 le planteó a la empresa la posibilidad de acogerla en prácticas y finalmente quedó en plantilla
Tanto la parte empresarial como los propios usuarios valoran muy positivamente la puesta en marcha de este programa por AEMOS, en colaboración con el Concello de Mos y financiado por la Consellería de Traballo e Benestar de la Xunta de Galicia. Tanto es así que muchos de los participantes del plan afirman que "aun no habiendo encontrado trabajo este programa está siendo muy positivo, pues a través de diferentes acciones he aprendido a actualizarme en cuestiones como técnicas de búsqueda de empleo o en compartir experiencias con otras personas que viven una situación similar a la tuya", explica Myrian Pereira de 31 años, que tras cumplir un período de prácticas en una empresa como técnico de laboratorio ha conseguido quedarse en plantilla.

En este caso, desde AEMOS remarcan que ha sido "gracias a lo que este tipo de programas posibilita, Myrian ha podido contactar con una empresa en donde su perfil profesional es necesario y poder demostrar su competencia durante la ejecución de unas prácticas", pues en un principio la empresa acudió a la asociación en busca de un perfil muy definido y aunque esta candidata no cumplía todos los requisitos se le propuso a la empresa la posibilidad de acogerla en prácticas y que valorasen ellos mismos sus capacidades y conocimientos. Así lo hicieron y hoy Myrian ya está en plantilla.


Ha aprendido a valorarse a sí misma, sus conocimientos y capacidades, superando las barreras del miedo a una situación nunca antes vivida
Otro caso a destacar es el de Nieves Ramilo, de 45 años y que, por primera vez desde su inserción en el mercado laboral hace ya más de dos décadas, se encontró en situación de desempleo. "Mi actitud al principio no era del todo positiva pero a través de las diferentes sesiones en grupo y de las entrevistas personales con los técnicos he aprendido a valorar toda mi experiencia profesional acumulada hasta al momento, dándome cuenta de que sí sabía hacer cosas y de que por tanto debía ser positiva a la hora de afrontar esta nueva situación. En AEMOS me ofrecieron mucho apoyo y me orientaron, tanta ha sido la implicación que he conseguido volver al mercado de trabajo cubriendo un puesto en el sector de la alimentación, relacionado con lo que ya había ejercido".
Desde la asociación indican que "tras una autovaloración inicial Nieves ha conseguido conocer sus potencialidades y superar las barreras personales y miedos que dificultan su búsqueda de empleo, eliminando su desconfianza, incredulidad, así como su actitud negativa frente al programa".


Valoró la posibilidad de reorientarse y ahora se forma en otras materias al ver que son demandas para cubrir ofertas
El caso de Diego Rodríguez es similar y a la vez distinto. Diego tiene un perfil muy marcado pues había cursado un Ciclo Superior de Delineante de Construcción y tras quedarse sin empleo valoró la posibilidad de reorientar su objetivo laboral. "Comprobando que en otros subgrupos dentro de lo que yo había estudiado podía tener alguna posibilidad, observando que existían demandas de empleo, he creído oportuno reorientar y ampliar mi formación". Así, desde AEMOS consiguieron que Diego realizase prácticas en una empresa como Diseñador Industrial, "unas prácticas que me sirvieron para darme de cuenta de que tengo que seguir formándome si quiero seguir esta línea", no obstante, ya no sólo de diseño industrial sino que Diego está abierto a un abanico de posibilidades, tantas que se ha decido a iniciar un Ciclo Superior de Urbanismo y Topografía, valorando realizar cursos de programas informáticos específicos para los cuales observa que existe una demanda real en el mercado de trabajo.


Su buena actitud, predisposición y entrega le han llevado por buen camino
Por su parte, para Lourdes Castro, madrileña de 40 años, y recién llegada a tierras gallegas cuenta que ha recibido "mucha atención y asesoramiento, se han preocupado de mi en todo momento", asegura. A ello también ayudaba, según sostienen desde AEMOS, "la buena predisposición, actitudes, competencias e inquietudes de la propia candidata que siempre se ha mostrado muy activa y entregada al plan".

Lourdes lleva apenas una semana en prácticas, en una correduría de seguros, y desde la empresa ya le han trasladado a la asociación "una valoración altamente positiva, por lo que seguro al finalizar este período tendrá muchas posibilidades de conseguir un contrato de trabajo".


Estuvo de formación en el puesto de trabajo y fue contratada
"Esta siendo una experiencia muy provechosa". Así define Alba Costas, de 40 años, su inclusión en Insere 2.0. Esta candidata se benefició de un programa de formación en el puesto de trabajo y finalmente la empresa, observando su buen hacer, la contrató. Su trayectoria profesional era de administrativa pero ahora ejerce de consejera de ventas en una empresa textil y al mismo tiempo, consciente de que tiene que actualizarse y mejorar sus competencias está realizando un curso a distancia de Prevención de Riesgos Labores.

Al igual que ocurrió con Alba, desde AEMOS esperan que ocurra con otros candidatos, pues están pendientes de firmar con dos empresas proyectos de formación en el puesto de trabajo y con compromiso de contratación del 50%, "lo que supondría un aliciente e importante avance en los objetivos de inserción de Insere 2.0".

Desde AEMOS indican que "por encima de todo" el objetivo es "mantener una actitud activa en los participantes del plan, motivándolos y evitando su derrumbe y desánimo". Así, aún encontrando trabajo, las 102 personas que lo integran están en permanente contacto con la asociación, recibiendo formación y asesoramiento, a la vez que se les remite diariamente un boletín informativo con todas las novedades del mercado de trabajo.

Mos, 18 de mayo de 2012

 

.